web analytics

El Mundo – Extrae Jade

VIAJE al infierno en un valle birmano donde un millon de mineros buscan jadeita, la piedra mas preciosa. El ejercito les regala droga para engancharlos.

En las junglas del Norte de Birmania se encuentra una de las minas mas remotas del mundo, una mina que habia desafiado a todos los buscadores de tesoros occidentales desde los viajes de Marco Polo hasta que nosotros la encontramos, burlando la vigilancia de la junta birmana. Despues de un viaje cuya preparacion nos habia costado tres anos, lo que descubrimos fue una vision medieval del infierno.

Tres anos antes, entrevistando a los refugiados birmanos que se apinaban por aquellos campamentos que se alineaban a todo lo largo de la frontera entre Birmania y Tailandia, nos habian contado diversas historias sobre como la soldadesca del gobierno se dedicaba a deforestar un valle al pie de las estribaciones de la cordillera del Himalaya, en un area situada en el extremo norte de Birmania conocida como los Montes Kachin.

En la jungla birmana habia mas de un millon de personas viviendo en cautividad, muchas de las cuales estaban enfermas o a punto de morir. ¿Pero que es lo que estaban haciendo alli? Los rumores de los refugiados parecian indicar hacia un lugar llamado Hpakant, una enorme mina abandonada en los Montes Kachin.

Ocultos bajo nuevas identidades, decidimos enfrentarnos al regimen militar y concertamos una cita con el oficial del ejercito responsable de la, industria minera birmana. Queriamos llegar a la mina de jade y el coronel Maunt Maunt Aye era la llave. y queria dinero: «Unos 1.200 dolares; la cifra a que ascenderan mis costes administrativos, derivados de . la organizacion de un viaje tan dificultoso». Dos semanas mas tarde, volabamos hasta Myiktkyina, en el extremo norte de Birmania.

El coronel habia prometido ehviarnos un permiso para visitar las minas de jade si espetabamos a un mensajero suyo en este remoto lu gar Una semana despues aparecio ante nosotros un cabo. A la manana siguiente partimos de la ciudad. Nos dirigimos hacia una zona militarizada donde se encontraba el cuartel general de las fuerzas del norte del ejercito birmano. A traves de las ventani llas del coche podiamos ver filas interminables de soldados, barricadas y alambradas de espino que se entrecruzaban en el horizonte, todo ello salpicado de trincheras y emplazamientos de ametralladoras que surgian detras de cada curva. :

<b>For more of this story please contact us.</b>

No comments yet.

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *